22 septiembre 2008

Nuevas ideas para Puerto Natales

Aquí algunas ideas para que el escultor natalino Harold Krussel realice en dicha ciudad

  1. Estatua de Mario Margoni con niños a su alrededor.
  2. Monumento al Tigre Díaz.
  3. Nuevo monumento al Milodoón, tamaño Godzilla.
  4. Dos ranas gigantes que custodien la entrada a natales con espadas.
  5. Un aguila de hierro.
  6. Monumento a Dogi hecho de marfil.
  7. Cambiar el cristo de cruz de la avenida por un Mecha Cristo.
  8. En cada esquina poner a Krishna en diamante.
  9. Cabeza gigante de Pinochet
  10. Monumento al Hombre Perro en Cera
  11. Monumento al hombre de la parca radiactiva
  12. Estatua en oro puro del Hombre de la Lamilla.
  13. Crear la mano derecha en la rotonda.
  14. Poner a Luigi, Yoshi y la Princesa Peech junto al Minero.
  15. Crear un Godzilla tamaño real e irreal.
Cualquier otra idea lo postean.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

se podria recuperar la pisada del hombre de la lamilla, y ponerla en exibicion en algun lado.

-en vez de otra mano un pie
-una estatua de Sandro
-un busto de mahoma en ke kede claro su rostro
-una de San Martin burlandose de Ohiggins
-una plaza con todos los dioses y semidioses griegos
- una torrre inclinada
- encender una fuego ke simbolise la libertad entregada por mi general.

pero como hacer todo esto,si algo nos enseño hitler y pinochet es recolectar joyas y objetos de valor para fines beneficos, asi deben financiarse

Anónimo dijo...

umm, sospecho que mi abuela donó alguna joya en los 70s para reactivar la economia nacional, es que es muy patriota ella... en natales ahora se pelegrina de rodillas y retrocediendo hacia la estatua del milodón rockefeller, el fundador mitíco de la ciudad

atte: bolador

pd: me voy a ver el clásico, gana la u 13 a 9!!!

chico de ayer dijo...

-una mosca gigante, para atraer a las ranas en el solsticio de invierno para así poder hacer celebraciones a la luz de la luna y con fogatas para así nos muestren a los dioses del olimpo ranero, camiroaga me contó que ranatena era una.

y nada más